Estado Mayor de la Defensa, EMAD

Imagen de presentación El destacamento “Grappa” dirige la batida FOD en el aeropuerto de Sigonella
  • Personal dispuesto para el comienzo de la batida FOD

    Personal dispuesto para el comienzo de la batida FOD

  • Personal español durante la batida

    Personal español durante la batida

  • El oficial de vuelo del destacamento “Grappa” dirige la batida

    El oficial de vuelo del destacamento “Grappa” dirige la batida

  • Clasificación del material encontrado

    Clasificación del material encontrado

El destacamento “Grappa” dirige la batida FOD en el aeropuerto de Sigonella

10/10/2018

Dentro del programa de prevención de accidentes, el 10º contingente del destacamento ‘Grappa’ examina la plataforma de aparcamiento y zona de tránsito de aeronaves junto a sus compañeros polacos e italianos. La batida es dirigida por el Oficial de Seguridad de Vuelo español.

El destacamento español “Grappa” ha dirigido la batida FOD realizada en el aeropuerto italiano de Sigonella, donde la unidad está desplegada en el marco de la operación “Sophia”. En el contexto aeronáutico, se denomina FOD (Foreign Object Debris en inglés) a cualquier elemento ajeno a la aeronave que, potencialmente, puede causar un daño: pequeñas piedras, tuercas, tornillos, fragmentos de goma… En una batida FOD el personal de una Unidad aérea rastrea estos objetos por las zonas de tránsito del avión con el fin de evitar que su presencia pueda causar daños a las aeronaves o al personal.

Estas batidas son esenciales para el cumplimiento de la misión puesto que la succión que se produce en la toma de aire de los motores de las aeronaves durante su operación puede conllevar la ingesta de estos objetos, provocando desde pérdidas del compresor casi imperceptibles para los instrumentos hasta pérdidas completas del compresor con resultados más severos (explosiones o flameouts en los motores afectados). Cuando los daños son importantes, la aeronave queda inoperativa para el vuelo. Este hecho afecta seriamente a la operatividad de la Unidad, al reducirse el número de aeronaves disponibles para el cumplimiento de las misiones asignadas.

El FOD puede causar asimismo lesiones importantes al personal. Algunos fragmentos quedan depositados en las superficies de paso de las aeronaves o vehículos de apoyo y cuando se incrustan en los neumáticos pueden ser proyectados accidentalmente contra el personal de mantenimiento que trabaja en dichas áreas, produciendo lesiones en la piel, cara, ojos, etc.

Al margen de los costes directos del daño causado al material, existen otros costes indirectos provocados por el FOD: cambios de programación en el mantenimiento de la flota, retrasos en la recuperación de aviones, bajas médicas, etc.

Los peligros del FOD y las medidas que se pueden tomar para evitarlos se difunden entre el personal del Ejército del Aire a través de los programas de prevención de accidentes. La práctica de las batidas FOD ha reducido significativamente las averías de las aeronaves militares y sus sistemas, mejorando la operatividad de las unidades o destacamentos que operan dentro y fuera de territorio nacional. Del mismo modo, los incidentes/accidentes del personal relacionados con FOD se han reducido sustancialmente en los últimos años.

© Copyright 2013 Oficina de Comunicación del JEMAD, Calle Vitruvio 1, 28006 Madrid