Estado Mayor de la Defensa, EMAD

Imagen de presentación Intensivista en Madrid, jefe de célula de estabilización en Irak
  • El alférez Muñoyerro en el acceso al ROLE 1 de la base “Gran Capitán”

    El alférez Muñoyerro en el acceso al ROLE 1 de la base “Gran Capitán”

  • A la derecha de la fotografía mientras atiende un ejercicio de fuego real

    A la derecha de la fotografía mientras atiende un ejercicio de fuego real

Intensivista en Madrid, jefe de célula de estabilización en Irak

16/03/2017

Antes de partir de regreso a España, tras dos meses de proyección, el alférez médico reservista voluntario Francisco Muñoyerro González nos cuenta cómo ha sido su trayectoria en las Fuerzas Armadas y algunos detalles de su misión en Irak

A pesar de su reciente ingreso en filas, el alférez médico Francisco Muñoyerro González atesora ya una importante experiencia en despliegues internacionales. Formado en la Escuela Naval de Marín en el año 2015, tuvo apenas que esperar cuatro meses para recibir una primera oferta con la que testar si su compromiso con las Fuerzas Armadas iba en serio o no. El destino ofrecido era la jefatura del ROLE 1 que atiende a nuestros compañeros de la batería Patriot desplegada en Turquía y la respuesta de Muñoyerro fue rápida y rotunda: “Sí ¿cuándo nos vamos?”.

 Curtido en su especialidad de medicina intensiva dentro de las aulas de la Universidad Complutense de Madrid y las dependencias del Hospital “12 de Octubre” de la capital, el alférez Muñoyerro es adjunto al servicio de guardia del “Severo Ochoa” de Leganés, donde asegura encontrar “absoluta comprensión” por parte de sus compañeros que “me animan y me cubren en las guardias durante todo el tiempo que dure el despliegue”, apostilla. “Los astros no se han alineado para conducirme por la carrera militar, pero este modelo de activación temporal cubre sobradamente mis expectativas y me permite, además, compaginar mi vocación de servicio a las Fuerzas Armadas con mi trabajo como médico en la vida civil”.

En esta ocasión, el alférez Muñoyerro ha llegado a Irak como jefe de una de las células de estabilización que apoyan a las diferentes actividades que se realizan en campo de maniobras de Besmayah, “una nueva forma de trabajar”, dice, “que no hace más que espolearme a seguir por este camino”. “He estado a punto de firmar para irme a Líbano a principios del verano, pero creo que voy a posponerlo unos meses más, ahora toca volver a casa y cargar las pilas para, en un futuro muy próximo, volver a tener el orgullo de contribuir, aunque sea humildemente, con mis capacidades al éxito de la misión de las Fuerzas Armadas”.

© Copyright 2013 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00